Nuestra Historia

Nuestra Historia
Nuestra Historia
Nuestra Historia

En el año 1971 las Pequeñas Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y María, llegaron por casualidad a Pudahuel, para visitar a una señora que estaba enferma. Tomaron una la micro Tropezón desde Recoleta, lugar donde atendían un Colegio, hasta el paradero de la micro que se encontraba en san Francisco con La Estrella (donde hoy se ubica la Pza. frente al Hogar Betania). En ese tiempo la cumana se llamaba Barrancas y, al bajarse de la micro, vieron que en este lugar habían muchos niños que, al ver las monjitas, salieron a saludarlas llenos de alegría y curiosidad. Ellas, impresionadas por el cariño, la simplicidad y sobre todo, por la pobreza del lugar, sintieron el deseo de formar una comunidad para ayudar a esta gente. Decidieron confiar este anhelo a la Virgen, lanzando en ese lugar medallitas de la Virgen de la medalla milagro. Al poco tiempo recibieron una llamada del Arzobispado de Santiago en que se las invitaba a abrir una comunidad en este mismo sitio, pues las Hermanas que antes se encontraban se iban a ir. En marzo del 1972, se abrió el Kinder Madre Ana Eugenia usando unas pequeñas salas de madera, recibiendo niños y niñas, y fue atendido por las hermanas Elda Garulli y Nelly Bravo. Junto a ellas algunas jóvenes del lugar ayudaban como técnicos. Muchos niños pasaron por este Kinder, sus padres apreciaban la formación que se les daba y pedían que pudieran continuarla en la educación básica.

En el 1983 con la llegada de Madre Lucía Martini, se comienza la Escuela Básica con un curso de 45 niñas. Se ve la necesidad de formar mujeres desde la infancia para que sean pilares de la sociedad, fortaleciéndolas con los valores cristianos y preparándolas culturalmente para desempeñarse en la vida social. Bajo la guía de Madre Gabriela Mosna, como Directora del establecimiento, la Escuela va creciendo en estima y se distingue entre los otros colegios del sector por sus logros. La escuela funciona con doble jornada: en la mañana asisten las niñas de 5º a 8º básico y en la tarde las de 1º a 4º básico.

En el 1993 asume la dirección de la Escuela Madre Rosa Marmiroli, le sigue Madre Valeria Vaja y Madre Gladys Lorca.

En el 1997 regresa Madre Lucia Martini, que asume la dirección de la Escuela. Surge un nuevo desafío: la Jornada Escolar Completa… ¿Qué hacer? No había espacio suficiente para tener más salas, ¿habría que disminuir el número de matrículas? Las Hermanas confían esta obra a la Providencia de Dios. Al poco tiempo se les ofrece un terreno adyacente a la Escuela, cuyos dueños son conocidos por las hermanas, siendo ellos también italianos. Un domingo, después de haber ido a Misa el Santuario de Lourdes, confiando nuevamente en nuestra Madre, La Virgen María, las hermanas lanzaron las medallitas al sitio que estaba en venta pero que no se tenían los recursos suficientes para adquirirlo. La Virgen María tenía que abrir nuevos caminos… Las Hermanas buscan ayuda por todos lados y Dios no se hace esperar, ¡llega la Providencia! La Fundación San José, interesada por el proyecto educativo del Colegio y su misión evangelizadora, hace un aporte muy contundente que permite asegurar la compra del terreno.

Mientras tanto, aparecen algunos laicos quieren colaborar, en forma gratuita y permanente, en la gran tarea de la educación, dedicando tiempo, capacidades y medios. Nace así la Fundación San Francisco de Pudahuel, para apoyar la labor de las hermanas en la administración económica y legal del Establecimiento.

Se trabaja para crear el proyecto de la Jornada Escolar Completa. Este Proyecto fue aceptado por el Ministerio de la Educación, el cual otorga el dinero para construir la ampliación del Colegio en lo que es hoy el sector San José. En el 2002 se dio inicio a la Jornada Escolar Completa, con la inauguración del sector San José, estaban presentes los miembros de la Fundación, los apoderados, las alumnas y todos estaban muy felices de este nuevo avance.

En estos años algunas ex alumnas vuelven al Colegio, ya adultas, como profesoras, personal docente y administrativo, cultivando los valores aprendidos y enseñándolos a sus alumnas.

En el 2001, con mucha alegría, se recibió el regalo de la beatificación de Madre Ana Eugenia, momento de gracia, que motivó a toda la comunidad educativa.

En el año 2005 inicia un ciclo nuevo en la Escuela: Madre Lucía deja la dirección y asume una directora laica, manteniendo siempre los lineamentos del proyecto educativo original. Las religiosas se encargan de la pastoral de la Escuela.

En el año 2009 inicia la tan soñada Enseñanza Media. La Escuela pasa a ser Colegio Madre Ana Eugenia, el Colegio MAE.

En el 2010, se inaugura el sector Ana Micheli (nombre de la cofundadora de la congregación).

Colegio Madre Ana Eugenia
El Colegio Madre Ana Eugenia (MAE) es Particular subvencionado. El sostenedor es la Fundación San Francisco de Pudahuel, que es una fundación formada por laicos profesionales y la Congregación Pequeñas Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y María. Es una fundación sin fines de lucro.